viernes, 25 de septiembre de 2015

Apocalipsis I

Hace ya unos años me hice con una bastante completa colección de novelas de Stephen King, de las que ya me quedan muy poquitas por leerme. Entre ellas está ésta Apocalipsis I, primera parte de dos y que no había leído aún debido a su extensión (más de 1300 páginas me daban mucha pereza).

Ahora he leído la primera (y menos extensa) de las dos novelas que componen el relato completo, y lo que leeréis a continuación es lo que pienso de la misma.

Historia: Esta narración cuenta cómo un virus gripal, creado artificialmente como posible arma bacteriológica, se extiende por Estados Unidos y provoca la muerte de millones de personas. Los supervivientes tienen sueños comunes, en los que aparecen una anciana y un hombre joven. La mujer anciana los incita a viajar a Nebraska para combatir a Randall Flagg, un abominable personaje que lidera las fuerzas del mal y busca su aniquilación definitiva mediante un temible arsenal nuclear.

El texto de la contraportada es bastante acertado al describir qué es lo que nos encontraremos al abrir ésta novela: en una base militar americana hay un accidente y una falta de seguridad importante, lo que acaba soltando un virus experimental por el mundo. Un virus con una mortalidad tan alta que no deja apenas supervivientes, que se contagia a la velocidad de la luz y que mata en pocos días.

Así, a lo largo de los primeros cientos de páginas asistiremos a cómo la pandemia se propaga, acabando con prácticamente toda la población. Unas páginas en las que empezaremos a conocer a los que una vez pasada la plaga quedarán con vida y en cuyas vidas se centra el relato.

Podríamos decir que ésta novela nos cuenta cómo se va todo a la mierda y cómo lo ven unas pocas personas en situaciones muy distintas, a las que conoceremos antes de que todo estalle y seguiremos en los inicios de ese “mundo sin gente” que deja tras de sí la enfermedad.

Es una trama sencilla, bien contada por parte de su autor y que se basa en las reacciones a la epidemia tanto por parte de la sociedad como de los protagonistas, así como de sentar bien las bases para lo que serán en la segunda novela.

Personajes: Siempre es agradable encontrarse con personajes perfilados por Stephen King, tiene un don que los hace creíbles, con problemas más o menos normales y unas reacciones que cualquiera de nosotros podría tener.

Entre los principales me ha parecido interesante destacar a los siguientes.

Nick: Un sordomudo bastante joven que está viajando por el país y que recala en un pequeño pueblo en el que le dan una paliza. Se hace amigo del Sheriff del lugar y desde sus ojos veremos qué le sucede a éste pueblecito. De esos personajes que parecen aceptar todo lo que la vida les echa porque no les queda más remedio.

Randall: El evidente villano de la novela y el primer toque sobrenatural que vemos en la misma. Randall es algo similar a Satán rondando por la Tierra, alguien con un plan que piensa aprovechar la epidemia todo lo que pueda.

Lloyd y Poke: Éstos dos personajes son ladrones y asesinos perseguidos por la policía que no se enteran de nada de lo que está pasando a su alrededor. Dos seres sin demasiada inteligencia que simplemente se dejan llevar. El primero de los dos tendrá cierto protagonismo y demuestra tener más luces que su compañero.

Stu: Uno de los primeros contagiados, las autoridades le retienen para estudiarle ya que parece ser el único de todos los contagiados al inicio que no presenta ningún tipo de síntomas. Un tipo tranquilo que me recuerda en actitud a Nick, aunque con más años y sangre fría.

Larry Underwood: Un cantante que acaba de conseguir su One Hit Wonder y se está dejando arrastrar por las mieles del éxito. Un viva la vida que siempre se ha salido de las situaciones peliagudas a base de carisma y un personaje algo gris (aunque intente ser buena persona).

Fran: Estudiante universitaria que acaba de quedarse embarazada contra su voluntad. Lo primero que le veremos hacer es intentar enfrentarse a sus padres y decidir qué quiere hacer con la criatura; pero la pandemia elegirá por ella. El único personaje femenino profundo de la novela.

Como podéis ver son unos cuantos los personajes “protagonistas” pero también conoceréis a muchos otros (desde el encargado de detener la epidemia a la madre de Larry). Todos ellos durante los primeros compases de la enfermedad o como mucho los primeros días después de que todo el mundo haya muerto. Es un poquito como asistir al Apocalipsis y no empezar a ver aún sus consecuencias (que llegarán en la siguiente novela).

Opinión Personal: Antes de nada debo reconocer que Apocalipsis ha sido un libro que me ha puesto una barrera de entrada importante. No sé si es que Stephen King tenía claro que esto sería una obra monumental, pero tarda en arrancar una vez superadas las primeras escenas, y se tarda tanto en volver a según qué personaje que cuando lo recuperas ya no recuerdas demasiado bien quién era.

Pero pasada la barrera de la mitad del libro la cosa va mejorando, la epidemia ya está extendida y los personajes presentados, con lo que pasamos ver cómo viven los últimos de la civilización humana tal y como la conocemos.

Me ha pasado un poco como esos capítulos lentos de The Walking Dead en los que estás deseando que suceda algo y dejen de pensar en cosas únicamente nos sirven para conocer mejor a los personajes, pero que no afectan en lo más mínimo a la trama de la novela.

E incluso con esto Stephen King consigue hacer una novela interesante, que te atrapa en sus pequeños detalles y te sumerge en lo que podría ser un mundo que se va a la mierda, retratando multitud de pequeños dramas humanos y golpeando emocionalmente a los que serán sus protagonistas.

Los que esperéis una novela de destrucción y hambrunas no os lo vais a encontrar aquí (al menos en éste primer volumen). Lo que os encontraréis es un retrato más intimista de cómo ven distintas personas con vidas distintas la muerte de todo lo que les rodea, abonando el terreno para una Apocalipsis II que tendrá mucho más movimiento con total seguridad.

En general opino que no es una mala introducción (larga de cojones), pero sí se queda demasiado estirada y con demasiados elementos irrelevantes que sólo disfrutarán los que ya estén familiarizados con el estilo de King. Un libro que habrá que volver a valorar al leerse su segunda parte (lo haré en los comentarios) y que en el momento de escribir éstas líneas no puedo recomendar.

No es de lo mejor de King (en mi opinión), aunque al menos no se va a elementos sobrenaturales absurdos; aunque ya veremos cuando tenga el relato completo en mi cabeza.

Valoración Personal: 7.


PD: Mi edición es una versión extendida (por el mismo King) de su novela La Danza con la Muerte
Publicar un comentario