sábado, 26 de septiembre de 2015

Hace un Año XLIV... La Isla Mínima

Para ésta semana y la siguiente debo reconocer que tenía cierto miedo con las películas que me tocaba reseñar (españolas ambas). La de la semana que viene ya llegará, pero la de ésta me tenía asustado tras ver la del Niño y pensar que estaba muy sobrevalorada.

La Isla Mínima nos propone un thriller policíaco ambientado en los años 80 en el que seguiremos la investigación de dos policías de una serie de asesinatos de chicas jóvenes que vienen produciéndose en un pueblo bastante aislado de la provincia de Málaga.

Al más puro estilo True Detective seguiremos la investigación de éstos dos a lo largo del poco más de hora y media que dura la cinta, una investigación que les llevará a escarbar en los secretos del pueblo y sus gentes, así como a nosotros a conocer mejor a éste dúo.
La comparación con True Detective no es casual, ya que la serie de la HBO y la película española comparten un tono similar y decadente, incluso cierta iconografía. Lo curioso del caso es que uno pensaría que la película española estaría muy por debajo de la serie americana. Pues no, en mi caso me ha gustado más.

Es evidente que en lo formal es difícil competir, banda sonora, fotografía, actores… pero la diferencia en éstos segmentos no es tan evidente como podría ser (la fotografía por ejemplo está al nivel). Pero en lo importante gana la Isla Mínima: queda un conjunto más comprensible y disfrutable para todo aquél que se acerque a ella sin ganas de prestar atención a los detalles más mínimos y absurdos.

Muchos me diréis que no será para tanto, y es verdad. El que ésta película me parezca mejor que esa serie no es tanto por mérito de la película (que también) como por demérito de la serie, que se me hizo pesada a tramos por muy bien que estuvieran los actores.

Sinceramente no me esperaba encontrarme con un producto de ésta calidad, con un ritmo muy ajustado, una ambientación realmente sobervia, unos actores a los que no había visto nunca a éste nivel (y se les entiende cuando hablan, algo difícil en éste país) y un argumento que funciona estupendamente bien: un caso que se sigue al más puro estilo Buddy Movie y que nos tiene intrigados durante todo el metraje.

Antes de terminar no quiero dejar de volver a mencionar la fotografía de la película: es increíble lo bien trabajada que está, tanto las tomas aéreas como las interiores podrían haber sido firmadas por cualquier grande del cine americano. Un placer para la vista que ayuda mucho a hacer grande a la película. Personalmente creo que es el elemento que más destaca sobre los demás.

Con todo lo dicho esperaréis una nota rayando el 10, pues no. Lo dicho es para que os hagáis una idea de que estamos ante una película de género muy bien hecha y que no tiene nada que envidiar a las grandes americanas. Un film notable (alto) que me ha sorprendido tan gratamente que no puedo menos que recomendar que lo veáis si os gusta el género.

Valoración Personal: 8,5.

Publicar un comentario