lunes, 21 de septiembre de 2015

The Walking Dead T5

Quinta temporada ya de la serie basada en ese comic de éxito llamado The Walking Dead, una nueva temporada dividida de forma más clara que nunca en dos partes, una primera en torno a la huida de los caníbales y el posterior encontronazo con la gente de un hospital seguida de una segunda parte centrada casi en exclusiva en el pueblo de Alexandría.

La primera parte es más o menos a lo que estamos acostumbrados: el grupo de Rick y compañía (a veces juntos, otras separados) haciendo frente a los peligros que ha traído el apocalipsis, ya sea mediante el combate abierto contra otros grupos de supervivientes o intentando recuperar a alguno de sus miembros. Estos capítulos son los más típicos de la serie, así que nada a comentar respecto a ellos.

La segunda parte  es la que más me merece comentar, ya que tenemos una serie de capítulos donde cambia desde el ritmo (al inicio) hasta la ambientación (hacia el final) dando cierta sensación de desconcierto que puede que a más de uno le haya dejado un poco descolocado. Son capítulos algo distintos, que se meten más en la supervivencia y el choque con gente que no ha tenido que pasar por lo que han pasado los protagonistas, dando como resultado un contraste brutal donde los personajes que conocemos se ven más como los desequilibrados que los nuevos.

Debo reconocer que disfruto más de ésta serie en los capítulos más lentos y de confrontaciones verbales que aquellos en los que los zombis son los protagonistas, y con esto en mente he disfrutado muchísimo incluso de los capítulos más criticados (creo que son el 9 y el 10). Esto no quiere decir que no disfrute también de la acción, pero la casquería y según que muertes empiezan a dejar de impresionarme (y mira que palma gente para los pocos que son), enganchándome más por el drama humano y personal que por los tiroteos (que por otro lado están bien hechos y también se disfrutan).


Vamos, que ésta quinta temporada me ha dado dos minitemporadas bastante buenas (me ha gustado más la segunda) y me ha dejado con ganas de ver hacia dónde se dirige esto.
Publicar un comentario