jueves, 31 de marzo de 2016

PC - South Park: The Stick of Truth

La serie de animación en la que se basa éste videojuego nunca me ha gustado demasiado (como habréis notado de la falta de reseñas de la misma), pero con Sitck of Truth parecía que South Park se acercaba con bastante calidad a los Rpg por turnos de toda la vida, así que no pude menos que probarlo en cuando lo vi de oferta en Steam.

Historia: Somos un chico nuevo que ha ido al pueblo de South Park, un chaval al que sus padres envían a jugar a la calle, lugar donde se encontrará con que los niños el pueblo están jugando a una especie de juego de rol en vivo en el que la Vara de la Verdad da control absoluto a aquel que la posea, y en el que hay varias facciones en  juego.

Nosotros, como el recién llegado, enseguida nos convertiremos en el chico de los recados, entrando en ésta trama de elfos y magia a la vez que vamos descubriendo a la ciudad y a sus peculiares habitantes.

Como no podía ser de otro modo, la trama del juego se va complicando hora tras otra, añadiendo cosas más y más bizarras (desde aliens a zombis nazis) en un crescendo hacia el absurdo que culmina con cierta fase de la que no hablaré para no chafaros la “agradable” sorpresa.

Una trama que no es para tirar cohetes pero que sí es lo suficientemente divertida como para que sigamos jugando sin ningún tipo de problema.

Apartado técnico: En lo visual éste juego es directamente un episodio de la serie de televisión. En ningún momento nos dará la sensación de estar jugando un videojuego, más bien estaremos asistiendo a una larga película de éstos irrespetuosos personajes.

Podría decirse que es un gran acierto, pero seamos sinceros, South Park nunca ha destacado demasiado por ser bonita de ver. Son dibujos bastante malos con una animación pésima. Así que sí, tenemos la sensación de estar en la serie, pero no se me antoja que sea nada demasiado complicado.

Donde sí destaca el juego es en lo sonoro, contando tanto con las voces originales (en inglés) como con una banda sonora épica al más puro estilo el Señor de los Anillos. De verdad que la banda sonora merece una mención especial de lo buena que es, con algunos temas que merecen incluso ser escuchados fuera del juego.

Jugabilidad: Los desarrolladores del juego no han querido arriesgar demasiado con el tema jugable, y han adoptado un sistema de combate basado en el rol por turnos. Así iremos eligiendo en cada momento qué ataque vamos a hacer, teniendo que pulsar el botón en el momento justo para hacer más daño o defendernos mejor.

En los menús o las misiones secundarias tampoco nos encontramos con ninguna mecánica nueva, un RPG de los de toda la vida, más cercano a un Final Fantasy de los antiguos que a ninguna otra cosa.

Eso sí, nos viste todo el conjunto con un sentido del humor un tanto peculiar que hace que todo nos suene a nuevo (desde los pedos como ataques especiales a auténticas bizarradas como invocaciones).

Por otro lado sí que cuenta con un par de mecánicas especiales para movernos por el mapeado del juego, desde tele transportándonos a hacernos pequeños para llegar a objetos inaccesibles de otro modo.

Lo que no se le puede negar es que coge mecánicas que funcionan bien y sabe refinarlas lo suficiente como para que sea divertido ponerse a los mandos de la aventura.

Opinión personal: The Sitck of Truth es una inteligente manera de juntar un sistema de juego clásico con una serie que cuenta con no pocos seguidores; la verdad es que no recuerdo ahora mismo un producto-adaptación que haya quedado tan bien como éste ni que respete tanto el producto original.

Un gran juego de rol, esto es lo que tenemos, pero con el envoltorio y las cafradas que permite South Park, desde insultos contantes a bromas con los pedos, la masturbación, la homosexualidad o multitud de otros elementos que son considerados de mal gusto, pero que una vez entras en el juego que propone éste Stick of Truth pasan a ser un elemento más de la diversión.

A mí me ha gustado bastante más el juego que la serie de televisión, y eso debe querer decir que hay un buen trabajo por parte del estudio desarrollador.

Es un imprescindible entonces? No. Llega un momento en el juego en el que da una sensación de alargamiento que no me ha gustado demasiado, además de contar con un tramo final que (para mí) no está a la altura de lo que ha sido el resto del juego. Por si fuera poco cuenta con demasiados elementos de South park como para que un servidor esté cómodo del todo (aunque me he llegado a reír muchas veces), y creo que a veces cruza la línea entre lo barriobajero de mal gusto y la ofensa deliberada.

Dicho esto, es un buen juego si cumplís cualquiera de los dos condiciones siguientes:

-          Os van los juegos de rol por turnos.
-          Os gusta South Park.

A los demás, mejor dejadlo pasar porque no es un producto para vosotros.

Valoración Personal: 8,2.

Publicar un comentario