viernes, 17 de junio de 2016

Naruto

Han sido muchos los años necesarios para terminar ésta obra, un manga que fue un auténtico fenómeno de masas cuando empezó pero que, debido a su longitud y su bajada de calidad no ha conseguido estar en la cresta de la ola hasta el final (algo muy difícil teniendo en cuenta que son 72 tomos). Y aquí está hoy, Naruto se pasa por el blog (no por última vez, la releeré y la comentaré por sagas) para una reseña de las mías.

Vamos allá.

Historia: Naruto es un aprendiz de Ninja, un chaval que asiste a clase y gasta trastadas sin parar con tal de llamar la atención, ya que el pobre no sólo vive solo, sino que además guarda en sellada en su interior una bestia que casi destruye su villa antes de que él naciera.

Pero nada de esto parece hacer mella en un chaval extrovertido y que sólo busca hacer amigos. Así, le seguiremos en su camino como Ninja, conociendo a su vez a los compañeros que hará por el camino y a los rivales que se ganará, en un manga que sigue la estructura más típica de los shonen.

La gracia del asunto está tanto en los personajes secundarios como en unos combates que desbordan imaginación gracias a unas técnicas ninja muy definidas y con unas normas claras y entendibles.

La trama, como no podía ser de otro modo, se irá complicando con la inclusión de villanos cada vez más poderosos y carismáticos, técnicas más potentes y relaciones más tirantes o cercanas con los compañeros.

A lo largo de los 72 tomos veremos cómo sucede de todo, aunque desgraciadamente todo el tramo final de la obra desmerece bastante su inicio en lo que a interés por la trama se refiere. Aun así, creo que tiene suficientes tomos de calidad como para que valga la pena acercarse a la obra, y más ahora que está finalizada.

Personajes: Si por algo acostumbran a caracterizarse los shonen es por la ingente cantidad de personajes que van apareciendo y engrosando las filas de secundarios de la obra. Y precisamente en éste aspecto es donde Naruto sabe destacar. Por desgracia (y falta de ganas) no os haré un resumen pormenorizado de todos los que salen, el post sería demasiado grande. Lo que sí que haré será comentar al grupo principal y dar algunas pinceladas del resto.

Naruto: El protagonista descarado que siempre sonríe y hace lo posible por tener amigos y superarse a sí mismo. Empieza siendo un personaje con el que es muy fácil empatizar, que cae simpático y que hace frente a las situaciones a su manera.
Sasuke: El último de su clan tras la destrucción del mismo a manos de su hermano, Sasuke ha jurado venganza y es el único sentimiento que le empuja a seguir adelante. Enseguida forjará un vínculo con Naruto, dos personas solitarias que enfocan la vida de formas distintas. Por otro lado, parece un auténtico genio con las técnicas Ninja.

Sakura: Es la tercera pata en el grupo que se forma justo en el colegio, una chica tímida con Sasuke y bastante bruta con Naruto, un personaje de apoyo con unos sentimientos de encaprichamiento bastante fuertes. Digamos que es la más lista de los tres.

Kakashi: El maestro encargado del grupo, un genio precoz pero con una personalidad peculiar que se hace cargo de los tres chicos, de los que se encariña. Será una presencia paterna durante la serie y uno de los personajes con más carisma de la obra.

Compañeros de escuela: Además del grupo de Naruto hay unos cuantos grupos más con tres miembros dirigidos cada uno por un maestro distinto (que le imprime algo de su propia personalidad). Es entre éste amplio grupo de personajes donde encontramos algunos de los mejores de la obra, personajes que no salen demasiado pero que tienen unas personalidades y poderes muy marcados, comiéndose la escena cada ocasión en la que aparecen (como Rock Lee, Shikamaru o Neiji).

Hokage: El jefe de una aldea Ninja recibe éste nombre, y aunque en un principio sólo conoceremos al vejete que dirige la aldea de Naruto, a la larga los acabaremos conociendo a todos. Son personajes identificables con sus aldeas (tienen poderes relacionados con el elemento que su aldea representa) y de un poder considerable.

Enemigos: A lo largo de la obra son muchos los enemigos que irán apareciendo, aunque he de reconocer que los del principio son los que más me han calado y a los que más cariño les tengo (como el hermano de Sasuke o Orochimaru).
Evidentemente hay aún más personajes fuera de éstos grupos, algunos de ellos de una relevancia capital, pero prefiero no mentarlos siquiera para no spoilearos absolutamente nada en caso de que no hayáis visto nada de ésta obra.

Dibujo: Naruto cuenta con un buen dibujo ya desde sus primeros tomos, un dibujo que se presta por su trazo sencillo y limpio a contarnos la historia de unos chicos jóvenes. Cuenta además con una buena estructura para seguir la acción sin problemas y con unos diseños de personajes realmente buenos (quizá lo mejor).

El que la obra haya durado tanto tiempo también ha ido afectado al dibujo, que ha evolucionado poco a poco para intentar adecuarse al paso del tiempo en los personajes (que crecen), haciéndose más estilizado y algo más brusco en ocasiones.

Por desgracia al ir pasando los años también se ha perdido parte de la frescura de la serie en éste aspecto, incluso con algunas escenas de acción algo confusas o elementos que de intentar ser espectaculares pasan a ser no inverosímiles.

Éste ir perdiendo poco a poco personalidad en lo visual es otro de los elementos que juegan en contra de la obra a largo plazo. Entiendo que es difícil dibujar veinte páginas semanales durante tantos años, pero el abuso de las splash pages y el descuidar poco a poco los fondos (algo mucho más marcado en Bleach) hace que el acabado final no sea tan bueno.

De todos modos y mirando la obra en su conjunto, nos queda un manga bonito de ver y fácil de leer que no recarga para nada las viñetas y sabe qué debe mostrar en cada momento. No es espectacular pero sí bastante bueno.
Opinión Personal: Estamos ante uno de los mangas de más éxitos de los últimos años, una obra que realmente lo petó como pocas y causó furor allá por donde pasaba, manteniéndose en lo más alto incluso contando con un anime lleno de fillers de lo más infectos.

Y así fueron pasando los años, la historia de Naruto y Sasuke se desarrollaba poco a poco y a lo largo de los años, con nuevos enemigos, viejos conocidos, y creciendo tanto en lo psicológico como en lo físico. Se planteaban tramas a largo plazo, había misterios realmente interesantes (los Akatsuki duraron mucho molando) y la escalada de poder se mantenía dentro de unos límites razonables, dando prioridad a saber usar las técnicas por encima del poder bruto.

Hasta que llegamos a la última saga, un buen montón de tomos que deja de lado todo lo construido para dar un paso hacia atrás presentando a un villano final que ni nos va ni nos viene y convirtiéndolo todo en un combate de proporciones épicas en la que los protagonistas no dejan de subir de nivel, dejando de lado las técnicas y la inteligencia para ver quién daba las hostias más brutas.

A todo esto tampoco ha ayudado el ritmo de publicación de los últimos tomos, algo que hacía que entre que el combate no molaba demasiado y que la trama no avanzaba… pues encima espérate un puñado de meses para otro tomo que te dura diez minutos.

Un auténtico despropósito de tramo final que ha estado a punto de tirar por tierra el trabajo de tantos años, aunque por suerte tiene algunos capítulos lo suficientemente emotivos como para que queme éstos tomos y acabe pudiendo dar una valoración por el global de la obra y no por éste mal tramo final (que dentro del conjunto tampoco es tanto trozo).

Es por ello que creo que Naruto es una obra notable que vale la pena leer, un buen ejemplo de las cosas que hacen grande a un shonen y un manga entretenido como pocos, con un plantel de secundarios difícilmente igualable.

Le ha pesado la sobreexplotación? Sin lugar a dudas. Pero sigue siendo una obra que merece la pena leerse.

Valoración Personal: 8.
Publicar un comentario