lunes, 29 de agosto de 2016

Anime - Tokyo Ghoul T1

Con las facilidades que da Netflix para ver anime en castellano, me estoy aficionando de nuevo a un género que antes era lo que más pasaba por mi televisor. Una oportunidad de reencontrarme con una afición que creía olvidada.

En ésta ocasión os hablaré de la primera temporada de Tokyo Ghoul, un anime que ha recibido bastantes buenas críticas y que no ha acabado de convencerme, pero no adelantemos acontecimientos.

Estudio: Pierrot
Nº Capítulos: 12
Manga Original de: Siu Ishida

Historia: Ken Kaneki es el típico estudiante un pelín freak con apenas un amigo y sin demasiada huella en el mundo, un chaval de esos que hay a patadas y que el anime se emperra en ponerlos como protagonistas de la historia.

En ésta ocasión el bueno de Kaneki tiene una cita con una chica que parece interesada en lo mismo que él, una mujer que parece querer llevárselo al huerto pero que en el momento de la verdad se destapa como un Ghoul: una raza que parece humana pero que se alimenta de éstos, además de contar con una serie de poderes especiales algo distintos para cada uno de ellos.

Resulta que en el mundo hay unos cuantos Ghouls, que intentan pasar desapercibidos para que la humanidad no los cace; y el bueno de Kaneki pasa a convertirse en uno de ellos (o un medio Ghoul) tras el ataque.

Desde ese momento irá conociendo a parte de la sociedad de éstas criaturas, descubriendo poco a poco en qué se ha convertido.

La trama empieza interesante, pero en mi opinión no acaba de despegar y se queda como una simple introducción. No pica para seguir adelante.
Personajes: Un anime de 12 capítulos ya puede tener personajes molones, y más si la trama no es nada del otro mundo. Es éste el caso de Tokyo Ghoul?

Kaneki: El protagonista de la historia, lo mejor del personaje es la lucha interna que le produce su nueva naturaleza, así como la sorpresa de lo aparentemente normales que son los Ghouls que pasan a rodearle (al menos al principio).

Touka: una chica que salva a kaneki ya en el primer capítulo, la típica joven fría y distante pero con su corazoncito. Touka demuestra ser una Ghoul realmente poderosa, además de tener un pasado que justifica dicho poder. Evidentemente hay cierta tensión “romántica” entre ella y el protagonista.

Otros Ghouls: hay unos cuantos Ghouls más con protagonismo, desde una madre y su hija hasta el regente del café en el que trabajará Kaneki desde su conversión. No todos son buena gente, también hay asesinos despiadados con una aparente fijación por el protagonista. Parece que hay también cierta organización social entre los ghouls. Pero esto es algo que no veremos en ésta primera temporada.

Hideyoshi: El mejor amigo de kaneki, un humano que no sabe nada de la nueva condición de su amigo y que con su optimismo incurable ayuda a que el protagonista vaya superando lo que le sucede..

Investigadores: Existe una rama de la policía (al menos lo parece) compuesta por miembros con la capacidad de usar ciertos poderes y cazar a los Ghouls. Los dos que destacan en ésta temporada no pueden tener actitudes más distintas, uno disfrutando con la caza y el otro sintiéndolo como una obligación.

En general son personajes bastante definidos pero les falta el trasfondo necesario para cogerles cierto cariño o empatizar con ellos.
Apartado técnico: Otro apartado en el que me ha parecido una serie bastante normalita, ni los diseños de los personajes, ni la animación, ni las escenas de acción, nada sobresale en ésta serie pese a tener tan sólo 12 capítulos.

Y pongo hincapié en el número de capítulos porque acostumbra a pasar que en una serie corta el estudio se esmera más en cada uno de los capítulos, acostumbrando a tener una calidad bastante más alta que las series largas, un intermedio entre las películas (OVAs) y las series de temporada completa.

Y la sensación que da Tokyo Ghoul es la misma que puede dar un Fairy Tail en capítulos de relleno, la de ser un producto con cierto mimo pero que está hecho para cumplir y poco más.

Además, la música tampoco es que destaque demasiado, dejando el apartado técnico en algo bastante del montón para lo que se ve a día de hoy.
Opinión Personal: Tokyo Ghoul ha sido un bluff bastante importante, una historia que ha llegado a España tanto en su versión animada como en papel y que no me parece que tenga la calidad suficiente como para poder arrastrar a los fans que tiene.

Podría decir que transmite más ser una introducción a algo que está por venir que no el tratarse de un producto completo, algo que siendo una temporada cerrada de 12 capítulos (aunque luego haya otra o puedan llegar más) no deja de ser un problema importante para valorarlo como producto “stand alone”.

Quizá cuando vea la segunda temporada o si alguna vez llego a profundizar en el manga mi valoración de la obra pueda llegar a cambiar, pero con lo que he visto no me queda menos que decir que Tokyo Ghoul es un producto que no puedo recomendar, ya que pese a cumplir con los mínimos exigibles para un entretenimiento no lleva más allá ninguno de sus elementos, quedándose en una historia olvidable de todas todas.

Doce capítulos que se me han hecho algo pesados de ver y en los que no ha llegado a importarme lo más mínimo lo que me estaban contando. No es una obra hecha para mí.

Valoración personal: 5,5.
Publicar un comentario