miércoles, 17 de agosto de 2016

Ataque a los Titanes #15

Como dije ayer, tras ponerse con Ranma y adelantar un poquito, toca al fin leer algo más modernito, que parece que no pero se me acumula el trabajo en las series que intento llevar más o menos al día.

Así, hoy comentaré un poquito el tomo quince de Ataque a los Titanes.

Es curioso que en un manga que empezó tan fuerte apostando por los titanes, la destrucción y la acción sin concesiones nos topemos con un tomo íntegro en el que no hay nada de eso. Aquí lo que prima es ver cómo acaba el intento de golpe de estado por parte del líder del cuerpo de exploración contra la “falsa” monarquía y aquellos que han regido el destino de la humanidad durante tanto tiempo.

Me ha gustado más en ésta ocasión ésta trama que en los tomos anteriores, supongo que por ver la resolución y dejar atrás planes medio entrevistos para pasar a un cambio político tan importante.

De todos modos, y por interesante que sea, sigo echando de menos respuestas en torno a los titanes a y a lo sucedido hace tantos años; incluso un poquito de acción.

Y es por eso que tenemos las últimas páginas, en ellas saltamos al lugar donde están los rescatables Eren e Hisotira, un lugar que promete responder a muchos de nuestros interrogantes pero que únicamente sale unas paginillas para ponernos los dientes largos y darnos un final de tomo impactante.


Creo que éste tomo quince ha vuelto a la senda de los tomos buenos, dejando atrás un par de tomos algo más soso y ha centrado de nuevo la trama en lo más interesante. Ya veremos los siguientes tomos si siguen éste camino o toman una vía de servicio.
Publicar un comentario