sábado, 27 de agosto de 2016

Hace un año XCII... Cuatro Fantásticos

Ésta semana le toca pasarse por el blog a una de las películas más controvertidas del año pasado: Los Cuatro Fantásticos, el reboot de la franquicia que debería estar en Marvel, pero no.

No voy a cuestionar la necesidad de reiniciar una franquicia que había empezado hacía relativamente poco tiempo (algo similar a lo de Spiderman), simplemente me voy a centrar en una película que ha sido vapuleada por crítica y público y a la que me he acercado con pinzas, convencido de que me iba a comer un ñordo importante.

La cinta (de horita y media) nos cuenta el origen del grupo de superhéroes conocido como los cuatro fantásticos, un origen distinto al visto en otros productos y que se relaciona con el viaje interdimensional. Así, gran parte del metraje nos sirve para conocerles antes del cambio, así como para ver cómo se las apañan una vez éste se ha producido.

Debo decir que el tramo inicial de la película, prácticamente una hora, me ha gustado mucho. No tiene nada original, pero está bien hecha, bien interpretada y tiene ritmo, así que ningún problema al respecto.

De hecho, ha habido un momento en que me he planteado el porqué de los palos recibidos por la cinta. Por los cambios absurdos? Entiendo que si eres fan del cuarteto te repateen ciertas cosas (como el cambio de color de la antorcha humana), pero como película de origen de superhéroes funciona muy bien, incluso diría que los actores protagonistas hacen un papel más que digno.

El problema viene cuando toca terminar el espectáculo. Aquí ponemos luces y combates sin sentido, unidos a un argumento pillado por los pelos y que no pega con lo visto antes o a un avance absurdo en el control de los poderes por parte de cierto personaje... Además, tiene fallos visuales absurdos, como los cambios en el color del pelo de Susan (ahí se ven las escenas rodadas en distintos momentos). Un despropósito al final que desmerece el resto de la película y hecha tierra sobre el buen trabajo previo de forma totalmente incomprensible, es como si alguien hubiera dicho: oye, que quedan 20 minutos y no ha habido ostias… pos metámoslas como sea y acabemos con esto.

El resultado final es el de una película entretenida, incluso buena durante su mayor parte que se desmorona al final. Vale la pena verla? Yo la he disfrutado, no como para verla en breve de nuevo, pero si la pillo por la tele seguro repito.

Valoración Personal: 7.
Valoración Metacritic: 27. 

PD: Y sí, me ha gustado más que películas como días del futuro pasado, las de Lobezno o la segunda de Hulk.
Publicar un comentario