viernes, 26 de agosto de 2016

Media Guerra - El Mar Quebrado III

Y llega el final de la última trilogía (hasta el momento) de Joe Abercrombie, una saga en la que se ha centrado bastante más, con libros menos extensos y una trama más “simplificada” que en obras anteriores.

Veamos qué tal termina la trilogía del Mar Quebrado.

Historia: La princesa Skara ha sido testigo de cómo todo lo que amaba se convertía en sangre y cenizas, Como única superviviente de su disnastia derrotada, deberá vencer sus miedos, afilar su mente y luchar por Throvenlandia convertida en reina. El padre Yarvi ha recorrido un largo camino para convertirse de esclavo tullido en poderoso clérigo. Ha conseguido que sus antiguos enemigos se vuelvan sus aliados y la logrado la paz, aunque sea inestable. Pero ahora la abuela Wexen ha levantado el mayor ejército que se ha visto desde que los elfos se enfrentaron a Dios. Todos se preparan para la batalla que se está gestando: entre ellos Raith, el portador de la espada de Grom-gil-Gorm. Para él, la presencia de Skara es un bálsamo para cualquier herida. Algunos han nacido para luchar, quizá para morir. Otros prefieren vivir en la luz. Pero cuando la Madre Guerra extiende sus alas, amenaza con sumir todo el mar Quebrado en la oscuridad más profunda

El final de la historia de venganza del padre Yarvi llegará en ésta novela, pero como vimos en la anterior, asistiremos al final del enfrentamiento desde el punto de vista de otros personajes (para más información sobre sus tramas leed la sección de personajes).

De éste modo estaremos en plena guerra, con los antiguos enemigos unidos contra el Gran Rey en una guerra que parece imposible que ganen y que les llevará a tener que intentar ser más astutos que sus contrincantes.

En medio de ésta guerra veremos desde una historia de amor hasta la explicación sobre lo que eran realmente los elfos sobre cuyas ruinas vive ahora el hombre. Una trama en la que veremos crecer a ciertos personajes (nuevos) y nos reencontraremos con viejos conocidos, en una novela que aumenta la escala y se centra en ésta guerra: tanto la que se lucha en el campo de batalla como la que se gana con palabras.

Es un final de trilogía interesante, sin demasiadas sorpresas pero que gusta y engancha igual que en los libros anteriores.

Personajes: Cada novela nos viene contada desde el punto de vista de personajes nuevos, pero con los antiguos siendo parte del paisaje (lo que ayuda mucho a ubicarnos). Así, el número de personajes de éste libro es el más alto de todos los de la trilogía, pero no temáis, que sólo os comentaré un poco los principales.

Skara: es una princesa que ha visto cómo arrasaban su reino y cómo debe acudir a sus antiguos aliados para que le ayuden a combatir contra el gran ejército enviado por el Gran Rey contra su pueblo.

Raith: guerrero sanguinario que únicamente se preocupa por su hermano y que sirve a uno de los mayores guerreros que el mundo ha visto. Un chaval que se deja cegar por la furia y que no ha conocido nada mejor.

Yarvi: El chico al que vimos vivir aventuras en la primera novela sigue obcecado con cumplir su juramento de venganza, y eso le ha llevado a empezar una guerra como el mundo no había conocido en generaciones. Un personaje entregado a su causa que hará lo posible por verla cumplida.

Koll: Aprendiz de Yarvi y personaje desde el que veremos las acciones del mismo. Es alguien que no quiere defraudar a los que le rodean y que hace lo que está en su mano por intentar ser el mejor hombre posible. Lástima que no siempre le salga bien

Viejos conocidos: Como he dicho ya, hay unos cuentos personajes que repiten y que forman parte del paisaje de la saga, desde los dos reyes guerreros hasta Espina y su marido. Son personajes que pasan a un segundo plano, pero que tienen importancia en un momento u otro de la trama y demuestran que el autor no se ha olvidado de ellos.

Enemigos: Más allá de su batalla última con la abuela Wexen y el gran Rey (enemigos en la Guerra), veremos cómo los personajes tendrán que enfrentarse a un nuevo guerrero de renombre (bastante carismático), además de tener que hacer frente a las disputas internas. Así que por enemigos no será.

Opinión Personal: Siempre sabe mal cuando te acabas una saga de libros, y más cuando pasa con autor que te gusta y que posiblemente no vuelva al mundo que ha creado para la misma (esperemos que vuelva, porque es muy atractivo). Pero bueno, tampoco nos gusta alargar las cosas innecesariamente, no?

Éste media guerra sigue la tónica de las dos novelas anteriores, contando la historia de la venganza del padre Yarvi pero haciéndolo desde el punto de vista de otros personajes, que tienen sus propias tramas y que nos harán ver el cuadro general con ojos distintos, haciendo incluso que tengamos que tomar nuestras propias conclusiones en algún momento que otro.

Es éste enfoque de ir cambiando los protagonistas en cada novela algo que me ha encantado, primero porque los antiguos siguen por ahí (a no ser que mueran),  segundo porque los puntos de vista cambian mucho y tercero porque permite desarrollar nuevos personajes y tener tramas autoconclusivas en la misma novela.

Es un libro de lectura ágil, menos denso que las novelas ambientadas en su primer mundo y al que le viene bien el aligerar páginas respecto a las mismas. Éste ganar en agilidad no va en detrimento de la calidad de la obra (al contrario, Abercrombie sigue mejorando libro tras libro) y ayuda mucho a centrar la acción en lo que realmente es importante.

Otro elemento interesante con el que cuenta el libro es que las cosas nunca son ni blancas ni negras, y eso es algo que el autor hace en todos sus libros. Aquí todos tienen sus motivaciones, y alguien que puede parecerte un monstruo quizá no lo sea tanto cuando puedes ponerte en su piel.

Personalmente creo que es una novela y una trilogía excelente, pero a la que le falta un poquito para llevarse una nota algo más alta. Tres libros totalmente recomendables, que no sorprenden demasiado pero que demuestran que una novela puede ser entretenida, oscura y contar con elementos que la hacen distinta sin tener que perderse en tramas excesivamente complejas, simplemente mostrando lo que quiere en el momento preciso.

Abercrombie es un autor que demuestra libro tras libro el porqué de su fama, y con éstas tres novelas es posible que enganche a los que no quedaron del todo convencidos con su primera trilogía.

Valoración Personal: 9,1.

Publicar un comentario