sábado, 26 de noviembre de 2016

Hace un Año CV... El Viaje de Arlo

Ésta semana le toca pasarse por el blog a una película a la que le tenía bastantes ganas, una cinta que venía de la mano de Pixar y nos llevaba a un pasado alternativo, en el que los dinosauros no se habían extinguido.

La película nos lleva a una familia de dinosaurios (padres y tres hijos) que trabajan una granja apartada de todo, en la familia hay uno de los niños que parece ser un cobarde y no valer para nada, pero su padre intenta hacerle madurar. Para ello decide llevárselo de excursión más allá de los límites de la granja, con la mala fortuna de que acaba palmando (el padre).

Un tiempo después, a éste chaval dinosaurio se le lleva la misma corriente que se llevó a su padre, despertando muy lejos de su granja y teniendo que espabilarse para volver. Por suerte un niño humano (edad de las cavernas) le ha cogido cariño, así que emprenderán el viaje juntos.

Es una especie de en busca del valle encantado en el que los dos personajes se irán haciendo amigos mientras intentan volver a casa, con momentos puntuales realmente buenos y el acabado al que nos ha malacostumbrado Pixar.
El problema quizá es ese, que nos ha malacostumbrado, así que cuando les sale una película no sobresaliente nos decepcionamos.

Y eso ha pasado con el Viaje de Arlo. Porque seamos sinceros: es una película menor dentro del estudio. Ni la historia engancha ni el ritmo es lo suficientemente bueno. Son dos errores bastante importantes y que te hace desconectar de una película bien hecha y con unos personajes con gancho (especialmente el niño humano).

Otro elemento que no me ha acabado de convencer es el enfoque, ya que por momentos es evidente que no es una película dirigida a niños (escenas duras, separaciones, muertes, drogas, fantasmas, etc…) mientras que algunas decisiones te hacen pensar que sí (el aspecto casi cartoon de los dinosaurios, el humor, etc…). De éste modo tienes un producto que no parece saber quién es su público objetivo, algo que se nota durante todo el metraje.

Y no es una mala película, tiene muchos elementos a destacar (me reitero en el personaje de Spot, el niño humano), y sabe transmitir algunos de los valores típicos de Disney que está bien que los chavales vean. Pero ese quedarse entre dos aguas y los mencionados fallos de ritmo hacen que el sabor de boca final no sea todo lo bueno que uno esperaría.

Yo no recomendaría que la vierais con niños pequeños (el mío tiene 2 años y se ha acojonado un poco en algunos trozos), y para verla los adultos se queda a medias. Así que os diría que paséis de largo a no ser que seáis completistas del estudio que la ha hecho.

Valoración Personal: 6,5.
Valoración Metacritic: 66
Publicar un comentario