viernes, 25 de noviembre de 2016

Los Huesos del Escriba - Alcatraz II

La saga para jóvenes de Brandon Sanderson vuelve a pasarse por el blog con su segunda entrega (últimamente tengo la sensación que sólo leo a éste buen hombre). Una entrega que tiene que ratificar (o no) el buen hacer de la primera parte. Veamos si mantiene el nivel.

Historia: Alcatraz y su singular pandilla de luchadores siguen las huellas del abuelo Smedry hasta la antigua y misteriosa Biblioteca de Alejandría. Los habitantes de las Tierras Silenciosas –las regiones controladas por los Bibliotecarios, como Canadá, Europa y Estados Unidos– creen que la biblioteca fue destruida hace tiempo. Los habitantes los Reinos Libres conocen la verdad: la Biblioteca de Alejandría todavía existe y es uno de los lugares más peligrosos del planeta. Es el lugar en que habitan unos de los Bibliotecarios más temibles: los Conservadores, una secta de muertos vivientes que se alimentan de almas. ¿Lograrán Alcatraz y sus amigos rescatar al abuelo Smedry y salir de allí con vida?

La trama de los Huesos del Escriba sigue con la trama iniciada en Los bibliotecarios Malvados, con la salvedad de que ha pasado cierto tiempo desde esa aventura (apenas unos meses) y empezamos con nuestro protagonista huyendo en un aeropuerto donde ha quedado en reunirse con su abuelo.

Pero como siempre, su abuelo llega tarde, y ha enviada a algunos familiares y amigos a recoger al joven, un joven que tendrá que volver a ir en busca de su abuelo, en ésta ocasión a la misteriosa Biblioteca de Alejandría, un lugar que puede estar relacionado con su padre desaparecido.

Por si fuera poco serán perseguidos por un agente de los Huesos del Escriba, una organización secreta donde sus miembros se implantan elementos mecánicos para potenciarse.

Una nueva aventura que mezcla la acción, el humor y un mundo muy interesante (del que cada vez vamos sabiendo más) de forma realmente satisfactoria. Eso sí, la trama es sencilla y lineal, pero el público objetivo ya es lo que busca.

Personajes: Se echan de menos algunos de los personajes secundarios de la primera novela (como dos de los primos del protagonista), pero para compensar se añaden a dos nuevos y a un enemigo que se me ha hecho incluso más carismático. Veamos los principales.

Alcatraz: El chico con el poder de romper las cosas parece que va conociendo poco a poco el mundo en el que le ha tocado vivir, un mundo que mezcla magia y tecnología y donde las tierras libres luchan contra las fuerzas de los Bibliotecarios. Es un chico rápido y despeirto, pero a veces actúa sin pensar.

Un gran protagonista para el tipo de novela.

Abuelo Smeddy: No debería ponerlo porque tarda en aparecer, pero es que el abuelo de Alcatraz es tan carismático que siempre vale la pena mencionar a éste anciano que pese a llegar siempre tarde parece ir un paso por delante.

Bastille y su madre: La chica que fuera la guardaespaldas del abuelo ha sido degradada, y ahora la vemos junto a su madre, un estricta caballero que se toma su misión mucho más en serio que el resto de miembros de su grupo.

Villanos: Más allá del ya mencionado villano con partes mecánicas, aquí aparecen los Bibliotecarios de la Biblioteca de Alejandría, unos seres que te pueden quitar el alma en cuanto te despistas.

Kaz: Tío de Alcatraz, un hombre que ha crecido con el padre del chico y que tiene como talento el perderse, pero a lo bestia. Es alguien extremadamente bajito pero con una gran sabiduría.

Australia: Primer miembro femenino de los Smedry que conoceremos, una chica algo mayor que el protagonista cuyo talento es despertarse con un aspecto horrible. Es un personaje algo torpón pero que siempre consigue arrancarte una sonrisa.

Opinión Personal: La verdad es que no me esperaba que la segunda novela de la saga mantuviera el tipo respecto a la primera (mejora según las notas de los especialistas) y es que el impacto que supuso leer una novela cómica con tintes absurdos escrita de la mano de Sanderson era difícil de superar.

Para mí es una novela del mismo nivel que la anterior, una ventura sencillota que no destacaría por nada si no fuera por el autor que hay detrás. Alguien capaz de darle a una saga para chavales bastante jóvenes un punto de humor y socarronería que hace que la mayoría de la gente que se acerque a ella acabe por cogerle cariño.

Porque es imposible no reírte cuando te explican que el poder de alguien es despertarse con un aspecto horrible, o lees a un enano enumerando porque es mejor ser bajito que alto, o simplemente con los magistrales inicios de cada capítulo, donde un Alcatraz ya maduro se dirige al lector rompiendo la cuarta pared y hablando de cosas que normalmente no tienen nada que ver con lo que estábamos leyendo hasta ese momento, volviendo a la narración en cuando nos ha contado lo que quería.

No es una saga que vaya a romper moldes, porque con una trama tan sencillita para cada una de las novelas es complicado que alguien diga que eres una obra maestra. Pero parece ir avanzando poco a poco en cierta dirección bastante interesante, además de contar con la ya típica maestría de Sanderson para crear mundos y magias originales.

En mi humilde opinión es una lectura perfecta para gente de 12 a 16 años o para los que seguimos teniendo un niño en nuestro interior (sin canibalismo ni cosas extrañas) y nos podemos poner una serie de animación infantil o quedarnos viendo Dragon Ball cuando lo echan por la tele.

Los que busquéis algo más serio o profundo id directamente a Nacidos de la Bruma.

Valoración Personal: 9.
Valoración en Goodreads: 8,2. 
Publicar un comentario