martes, 30 de mayo de 2017

Billy Bat #15

Que Urasawa en un auténtico genio no debería sorprender a nadie cuando tiene obra como Monster, 20th boys o Yawara en su haber, así que es normal que Billy Bat tenga un nivel altísimo. La cosa está en que sigo sin tener claro si la serie en su conjunto me acabará gustando o no, ya que el muy mamón sigue abriendo líneas argumentales a la vez que recupera cosas que creíamos olvidadas.

Y en éste tomo quince pasa precisamente eso. De un lado seguimos adelante con la historia del nuevo dibujante para Billy Bat, una historia que es lineal en el tiempo (por decir algo) y que tiene varias ramificaciones interesantes.

Luego están los flashbacks, o los saltos temporales hacia atrás para contarnos otra historia relevante, incluso para recuperar cabos sueltos… y aquí Urasawa vuelve a lucirse, ya que empieza a verse un tapiz general para la obra, una intención en algunas cosas que habían quedado colgadas y que nos demuestra que no ha olvidado.

En éste quinceavo tomo me lo ha pasado como un enano, y eso, en una trama que no visitaba desde hacía meses, tiene un mérito enorme. Además, no sólo he disfrutado con todos y cada uno de los capítulos del tomo sino que me ha hecho recordar tomos anteriores con mayor cariño del que sentía por ellos y me ha hecho mirar hacia los siguientes con interés en lugar de con cierta apatía.

Así que ya os debéis haber dado cuenta de que me ha gustado mucho, quizás no sea el tomo que más me ha gustado hasta el momento, pero sí que es el tomo que ésta obra necesitaba a éstas alturas (o que yo necesitaba leer de la misma). Un auténtico gustazo.
Publicar un comentario