lunes, 29 de mayo de 2017

Sons of Anarchy T5

Me repito más que el ajo, pero es que por un motivo u otro siempre acabo dejando de lado más tiempo del debido a series que me están gustando en favor de otras. Y éste ha sido el caso con Sons of Anarchy, una serie que no tiene nada que envidiar a otras con mucho más nombre y que se había quedado estancada (en mi casa) en la cuarta temporada.

Intento corregir éste error mayúsculo, y hoy os hablaré de la quinta entrega, quedándome sólo dos más que espero acabar viendo éste mismo año.

A éstas alturas de la película el trasfondo de la serie es bastante potente, tanto en profundidad de sus personajes como en cosas que han ido pasando, por lo que si no habéis empezado aún con ésta imprescindible (de siete temporadas y terminada) no entenderéis gran cosa de lo que diré a continuación, o igual os chafo alguna sorpresa.

Podría decir que ésta temporada ha elevado de nuevo el listón de una serie que ya es buena de por sí, trece capítulos con algún momento algo más bajo que los demás pero que se ha mantenido en la excelencia gracias a lo carismático de sus personajes y lo trabajado de sus tramas.
Así, la amenaza de un caso federal contra el club hace que Jacks siga trabajando a favor de unos agentes del FBI, lo que le obliga a seguir con el negocio del tráfico de armas que tanto odia. De éste modo el nuevo presidente de los Hijos tendrá que hacer malabares para sacar a su club de toda esa mierda y no morir en el intento.

Pero no será fácil, ya que una de las bandas rivales (los niners) volverá a entrar en juego con su dirigente en la sombra, alguien que hará la vida imposible a Jacks y los suyos. Así, entre mejicanos, irlandeses, el FBI, el caso federal y el tráfico de armas ya tenemos montado un argumento estupendo.

Pero la serie no se conforma con eso, y nos pone también la rencilla personal de Jacks contra su padrastro, algo que salpicará toda la temporada y a todos los personajes.

Es una temporada salvaje, con grandes dosis de acción y unos personajes que son totalmente maduros, y se les puede poner en situaciones donde sabes cómo van a reaccionar porque ya los conoces. Es una temporada que te golpea en el estómago, que empuja al protagonista más que ninguna otra, y donde le vemos hacer cosas que eran impensables al empezar.

Lo que sucedió la temporada anterior tiene repercusiones en los personajes durante ésta, lo que unido a lo buenas que son las tramas y a las dos o tres incorporaciones actorales nuevas (destacando cierto dueño de un puticlub) acaba de redondear una magnífica temporada, quizá no es la mejor, pero sí que está ahí, luchando por el primer puesto entre las cinco primeras temporadas.

Vale mucho la pena, de verdad que en mi opinión queda muy cerca de obras maestras como Breaking Bad. Y ya veré lo que digo cuando tenga la serie vista al completo, que por lo que veo tiene unas dos últimas temporadas que sólo hacen que mejorar.

Valoración media en Followmytv: 8,71. (similar puntuación a las buenas temporadas de Juego de Tronos)

PD: El último capítulo cierra gran parte de lo planteado durante la temporada, y lo hace de forma magistral.
Publicar un comentario