sábado, 13 de enero de 2018

Hace un Año CLXIV... La ciudad de las estrellas (La La Land)

Soy consciente de que la reseña de hoy es posible que me de algún que otro quebradero de cabeza, pero como siempre voy con la verdad por delante (la mía) y estamos en un blog personal y de opinión... la de ésta película no me la voy a callar. Vamos con La La Land.

Estamos ante una película que nos viene precedida de un gran éxito de crítica y público, un canto de amor al género musical vestido de película romántica que además tiene bastante meta lenguaje.

Nos narran la historia de dos personajes que intentan triunfar en sus respectivos mundillos y se encuentran. Un músico que apenas tiene para comer y una actriz que debe servir cafés para pagarse el alquiler. Una trama no demasiado original, pero tratada con cierto realismo y no tomando siempre el camino sencillo.

El desarrollo también es bastante convencional, les conocemos, se conocen, empieza una relación, luchan por sus sueños... todo muy bonito y dentro del género. Bien rodado y con dos actores en buena forma (especialmente la Stone).

Los números musicales no son malos tampoco, con canciones originales bastante pegadizas.

Entonces, si la trama no me desagrada, los números están bien y la música funciona. Qué falla para mí en ésta película? Básicamente que me aburre como una ostra.

Creo que los números musicales en lugar de aportar restan, y eso hace que tenga cortes en la narración cada cierto tiempo, evitando que llegue a empatizar con los personajes salvo en muy contadas ocasiones. Es un corte de rollo cada vez que se ponen a cantar, y es raro, porque es la primera vez que me pasa en una película de éste corte (fan de las de Disney o musicales como los Miserables o Chicago), así que no es por el género.

Sinceramente creo que es una película cuya suma de las partes no la hace mejor, sino peor. Y también opino que tiene más de un momento que sobra totalmente. Quizás con veinte minutitos menos y compactando más algunos tramos no me pasaría, pero es lo que hay.

Y es una lástima, porque iba con muchas ganas de que me gustara, y no sólo me ha parecido normalita sino increíblemente sobrevalorada (la obra anterior del mismo director le da cien vueltas).

Sé que soy un bicho raro (y mi mujer, que la vio conmigo), pero el caso es que no es una película para mí. Desconexión total. Os diría que si queréis una romántica que miréis Antes de Ti, y si queréis un musical os hagáis con Vaiana.

Valoración Personal: 6.

Publicar un comentario