viernes, 26 de enero de 2018

Qué fue del hombre del mañana?

Si el comentario/reseña anterior ya me metía con un peso pesado de la industria, en éste nos toca una historia de Superman de la mano de Alan Moore. Ese guionista del que sólo oigo hablar maravillas pero al que no termino de acercarme.

Es un comic ochentero, alejado de las grandes obras que le han hecho un icono del comic y centrándose en contar la que podría ser la última gran historia del personaje. Haciéndolo muy como se hacían las cosas en la Silver Age.

La trama nos lleva a una entrevista a Lois Lane, en dicha entrevista nos enteraremos de que Superman desapareció del mundo mucho tiempo atrás, aparentemente muerto, y la misma Lois nos dirá lo que sucedió.

La amenaza en sí puede ser más o menos potente, pero junta a unos cuantos personajes importantes de la historia del comic, y al igual de lo que sucedía con la de Batman reseñada hace media horita, intenta resumir y homenajear la trayectoria del personaje.

El perro, viejos conocidos, Brainiac, el hombre de kryptonita, Lois… un puñado de personajes conocidos que desfilarán por las páginas, con un Superman resignado a que será su última aventura y pensando que morirá.

En éste sentido es una obra mucho más acorde con lo que uno espera de un comic de superhéroes, incluso convencional. Y es por ello que me ha gustado más que la de Gaiman. Te da lo que esperas de una obra de éste estilo (y de ésta época), con un par de giros interesantes y definiéndote igual o mejor al personaje en apenas unos números.

Eso sí, tanto la narrativa como el dibujo huelen a añejo que tira de espaldas. Especialmente el dibujo, que podría haber firmado cualquiera de los dibujantes de la época.

En cuanto a la narrativa tiene un punto algo más moderno que otras obras de la época, con un poquito menos de texto o cuadro descriptivo. Y el que hay no se hace tan pesado de leer como el de otras obras contemporáneas.

Con todo esto nos acaba quedando un comic que se deja leer muy bien a día de hoy, que leído en la época debió de ser bastante bueno y que no sólo sirve de homenaje al personaje, sino que lo hace contando la que, supuestamente, es su última historia.

Me gusta ver a éste Superman más humano, y me gusta ver el porqué de su desaparición (algo a lo que se dan vueltas durante todo el comic). Un comic divertido y más recomendable que el de Batman, pese a que ese sea más moderno y entre más fácil.

Sigue sin ser una obra imprescindible, y el dibujo le resta enteros, pero aun así me parece un producto notable y que a poco que guste el personaje y se esté familiarizado con la forma de contar las cosas de la época se puede disfrutar mucho.

Valoración Personal: 7,5.

Publicar un comentario