martes, 27 de marzo de 2018

Saga #6

Saga es una de esas colecciones cuya periodicidad está tan espaciada que para cuando te lees un nuevo tomo ya casi no recuerdas de qué iba. Pero al contrario que en la mayoría de los casos, en los que la desconexión con la obra es evidente, aquí los dos autores consiguen volver a atraparte desde la primera página, sin apenas necesidad de que recuerdes cada pormenor de lo sucedido anteriormente.

Y con éste sexto tomo me ha vuelto a pasar, ha sido ponerme a leerlo y ya volvía a estar en esa historia familiar con la pareja que está buscando a su hija.

El tomo es estupendo, no sólo recuperamos el tono de pareja que se había perdido un poco anteriormente, sino que además recuperamos personajes en un estado distinto al que conocíamos. Ha habido un salto en el tiempo, los personajes han crecido y les han pasado cosas, y a nosotros nos importa lo que les ha sucedido.

Cuenta además con un par de momentos muy tiernos que llegan a tocar la patata a poco que uno tenga corazón.


Mucho más luminoso que en ocasiones anteriores, éste sexto tomo recupera el tono que me enamoró del inicio de Saga, y la vuelve a dejar en plena forma de cara al futuro.
Publicar un comentario