viernes, 13 de julio de 2018

Batman: Loco


Otra historia de Batman contada en seis grapas originales y recopilada en un tomo. Se trata de parte de una serie regular, continuando cierta historia comentada hace poco en la que el villano era Crane (ciclo de violencia). Veamos si mantiene el estupendo nivel de la anterior.

Historia: "¡Feliz no cumpleaños, Jervis Tetch!” Es lo que el Sombrerero Loco amenaza con hacer gritar a Gotham entera cuando, sirviéndose de una franquicia de puestos de venta llamada Krazy Hatz, inicia otra de sus campañas para dominar a los habitantes de la ciudad mediante sus dispositivos de control mental. El diminuto villano solo puede parecer un adversario menor a ojos de quien se niegue a ver, porque en estas páginas, donde rememora su ignominiosa infancia y lo que le llevó a convertirse en lo que es, tendrá ocasión de dejar claro lo terrible que puede resultar alguien con sus habilidades.

Tras la estupenda historia sobre el Espantapájaros, en ésta ocasión las desapariciones tienen que ver con el Sombrerero loco, y la idea del volúmen viene a ser la misma: contarnos una historia con ese villano que sirva a la vez para conocerle mejor y para profundizar más en el personaje de Batman.

Investigación, acción, estupefacientes... cierto paralelismo con la historia anterior... pero sin el gancho que sí tenía esa en sus inicios.

Creo que la trama se pierde un tanto en cosas que no vienen a cuento, además de dar un paso atrás antes de avanzar de nuevo, perdiendo algo de lo que me gustó a la historia de Crane.

Como historia conclusiva funciona razonablemente bien, aunque supongo que el gancho del villano no es el mismo, lo que hace que al final no atrape de la misma forma. Eso sí, va de más a menos.

Dibujo: El comic arranca con un dibujante de estilo realista pero muy comiquero, y sin llegar al nivel de lo visto en Ciclo de Violencia sí que consigue atrapar y mostrar momentos realmente buenos.

Lástima que la segunda mitad de la obra cambie de dibujante, perdiendo mucho detalle por el camino y volviéndose un dibujo bastante del montón.

Dos caras, vamos. En la primera un dibujo notable, con ciertos problemas en viñetas pequeñas pero perfectamente disculpables cuando la página crece. Y luego... oscuridad, rostros más desdibujados. En fin. Una pena.

Eso sí, la composición de página y la narración del comic es bastante notable, sin ninguna virguería, pero se siente moderno y ágil.

Personajes: De nuevo tenemos a dos personajes principales: Batman y el villano de turno. Eso sí, el personaje femenino gana peso en ésta ocasión y acaba por ser una mujer tridimensional y con mucha fuerza.

Batman. Tras el avance del volumen previo, aquí da un paso atrás y vuelve a cerrarse. Por suerte el guionista se lo piensa dos veces y hace avanzar su relación con la fémina, auténtico gancho del comic (según mi opinión). Cuando es Batman sigue como siempre, pero al ser Wayne se muestra algo más vulnerable, lo que le hace un personaje más profundo; como si intentara superar lo que le pasó.

El Sombrerero Loco. Es un villano que nunca me ha gustado, no me parece que suponga un rival ni física ni intelectualmente, lo que acaba por quitarle presencia. Además, su plan se aleja de la grandilocuencia y se va a lo personal, intentando que le comprendamos mejor (y creo que no funciona demasiado bien). Un segundón al que se da algo de fondo pero que sigue sin cuajar.

Opinión Personal: Al contrario que en Ciclo de Violencia, en Batman Loco tenemos un comic que va de menos a más, siendo en ambos extremos inferior a la obra anterior.

Intenta ser otra obra referencial de un villano, usándole para definir o hacer crecer a Batman. Y aunque esto último lo consigue, lo hace más gracias a su relación con una mujer que por paralelismos con el malo.

Se intenta hacer que empaticemos con él (el Sombrerero), pero la obra no lo consigue, lo que acaba por cansar del personaje y hacer que te dé bastante igual lo que está intentando hacer.

Además, el cambio de dibujante tampoco le sienta bien, y desvirtúa un poco el mejor tramo argumental, con lo que en ningún momento la obra acaba de sentirse redonda. Y es una pena que sean incapaces de dibujar seis números seguidos... en fin.

Con todo queda un comic ágil de leer, con un Bruce que gusta y un par de números finales que consiguen lo que los anteriores no: enganchar al lector. Fallo de villano? Quizás. Pero el caso es que la obra no acaba de ser lo que podría haber sido, algo que se nota más comparando con la inmediatamente anterior de la colección.

Vale la pena? Sólo si habéis leído previamente MUCHO Batman o queréis terminar de leer el Caballero Oscuro (la colección de la que se extraen éstos tomos).

Valoración Personal: 7,0 (le subo un poco por el buen sabor de boca final).

Publicar un comentario