sábado, 14 de julio de 2018

Hace un año CXC... La guerra del planeta de los simios


Con éste juego terminamos la trilogía de los monetes, una saga por la que nadie daba un duro cuando salía su primera entrega, pero que ha demostrado que sí se pueden rescatar clásicos y darles una vuelta a día de hoy.

Que el Planeta de los Simios tuviera más películas (una especie de trilogía precuela) no nos parecía muy buena idea después de la película de Tim Burton (relativamente reciente), y menos cuando el protagonista humano era un James Franco bastante desprestigiado. Pero la cosa funcionó estupendamente, tuvo una secuela decente y ahora tenía que remetar. Lo ha hecho bien?

Ésta película nos cierra la historia de Cesar, el personaje que vimos nacer en la primera y convertirse en el líder de los monos en la segunda. Es una historia de pérdida, una historia dura, un poco más oscura que lo que veíamos en la anterior y que recupera el tono dramático (incluso lacrimógeno en algún momento) que sí tenía la primera entrega.

No entraré en la trama más allá de lo ya dicho, pero creo que no es lo importante en ésta entrega, aquí lo importante es ver el final de la evolución de un personaje, alguien que ya es esposo y padre, que ha creado una cultura y que tiene unos valores firmes. Pero alguien mucho más humano que los humanos que todavía quedan.

Me parece interesante también la estructura de la película, coqueteando con distintos géneros y mezclándolos estupendamente. Ole por ellos.

Una película de dos horas veinte que no se hace larga en ningún momento, con muy buena acción pero mejor drama y que se apoya sobre un cgi simplemente fabuloso. Parémonos en los efectos especiales, porque lo conseguido con los primates es para alucinar: un realismo que se pasa por el forro el valle inquietante, que deja en pañales lo visto en la primera entrega y que lleva éste tipo de efecto visual a un nivel increíble, diría que fotorealista. Por si fuera poco le acompañan unas interpretaciones de captura de movimientos muy buenas, capaces de transmitir sentimientos con esas caras simiescas (es que hasta las venitas de los ojos podremos ver, un alucine).

Creo que es la película más completa de las tres, con detalles muy chulos y que encima nos liga con la primera de Charlton Heston. Es cierto que tiene trabajo hecho ya, pero supera ampliamente a la segunda parte (que se perdía en algunos momentos) y nos da un cierre a la altura de la que ha sido una de las mejores sagas de los últimos años. Una película que hay que ver, pero que disfrutaréis más si veis el camino de Cesar al completo. Un clásico moderno? Posiblemente.

Valoración Personal: 9,5.

Publicar un comentario