martes, 3 de julio de 2018

Bleach #74


Se hace raro hacer una review de éste estilo, una que llevas años esperando. Pues bien, aquí está: el último tomo de Bleach ya duerme el sueño de los justos, y yo os comentaré qué es lo que nos aporta. Vamos allá.

Que Bleach es (o era) un manga sin rumbo lo corrobora que llevaba años sin hablar bien de ninguno de sus tomos. Combates sin ton ni son, enemigos con poco carisma, personajes que no tenían claro qué camino seguir, una sensación de filler... en fin, de todo y nada bueno. Así no es de extrañar que se acabara ya la obra, una lástima, porque de inicio me pareció de lo mejorcito que había en ese momento.

Pasando al tomo en sí, hay que reconocer que se hace un esfuerzo para darle un final digno, pero es tal la mochila argumental que a éstas alturas hagan lo que hagan dejará mal sabor de boca.

Y ojo, porque no es una mala solución, simplemente se siente apresurada (que tiene delito con lo largo que se ha hecho el resto) y sin demasiado calado. Una pena, porque esperaba al menos un cierre satisfactorio en lo que a la saga se refería.

Otro tema es el cierre del manga en sí, más satisfactorio pero demasiado abierto.

También hay que hablar de que intenta ser excesivamente trascendente cuando la obra hace tiempo que no tiene una trama potente. Es el divagar o ir de guay por el simple gusto de hacerlo, y tampoco funciona.

En fin, ya haré la review de la obra entera, aunque no sé si esperarme a la relectura.

Publicar un comentario