viernes, 4 de septiembre de 2015

Hammered - Crónicas del Druida de Hierro III

Primer post de viernes en más de un mes, y es que como habréis visto agosto ha servido para descansar un poco y cargar pilas, además de para leer unos cuantos libros cuyas reseñas iréis viendo en las próximas semanas.

Para la vuelta he elegido un libro un tanto especial, la tercera entrega de la historia del Druida de Hierro, un libro que se publicará en España por las bajas ventas, lo que ha hecho que seguir con la saga se haya complicado un poco.

Pero con el tercer libro (Hammered) en mis manos y pasando a engrosar la estantería, estoy en condiciones de reseñar lo que nos perderemos en castellano. Vamos allá.

Historia: Atticus es un druida con más de dos mil años que ha contraído algunas deudas por los sucesos del libro anterior. Unas deudas que le llevarán a Asgard por dos ocasiones, y en una de ellas tendrá como misión matar a Thor.

La tercera novela del Druida de Hierro tiene un punto de partida muy sencillito, alejado de las tramas en las que los problemas parecían perseguir al protagonista, en ésta ocasión será él que se verán envuelto en el intento de asesinato de un Dios; un Dios que no cae bien a nadie, pero divino al fin y al cabo.

Por si fuera poco lo hecho hasta el momento ha despertado la atención de varios panteones, así como la enemistad de seres muy poderosos, algo que el druida llevaba evitando por cientos de años pero que al fin ha caído sobre él.

Como he dicho ya es una trama sencillita, en un libro de transición (aunque pasen cosas chulas) que basa su mayor baza en la rápido que es todo y lo chulos que son los personajes.

Personajes: En ésta ocasión son lo mejor de la novela, y eso que los habituales salen poco; pero las novedades son lo suficientemente interesantes como para suplir el hueco.

Atticus: De nuevo tomando las riendas de su vida, el protagonista ve que tendrá que mudarse y volver a huir cuando acabe su misión en Asgard, para ello prepara el terreno. Una misión que sólo la palabra dada le obliga a emprender, pero para él eso es sagrado.

Un gustazo ver al único druida vivo en acción por Asgard ya sea sólo o en compañía; y un placer el verle en el mundo normal.

Oberon/Granuaile/Viuda: Los tres amigos más “normales” de Atticus apenas tienen algo de papel al inicio y al final de la aventura, destacando únicamente (y sin entrar en spoilers) el aprendizaje de Granuaile.

Nórdicos: Como no podría ser de otra forma el panteón nórdico tiene su presencia en ésta novela, pero incluso con ello no veremos demasiado a ninguno de sus dioses. Lo mejor respecto a ellos son las historias que se cuentan sobre Thor, de los mejores pasajes del libro.

Leif: El único amigo de Atticus y miembro de su grupo que comentaré aparte, ya que es por una petición suya que se emprende toda la aventura. Leif es un vampiro muy poderoso con una rencilla personal con Thor que se mueve por el impulso de la venganza. De esos personajes que molan mucho y que da gusto tener en una saga larga, tanto por su personalidad como por los secretos de su pasado.

Compañeros: No sólo Atticus y Leif van a Asgard, hay otros personajes con rencillas personales contra Thor que quieren verle muerto. Un grupo muy peculiar con personalidades muy dispares al que conoceremos mejor gracias a una escena en la que nos cuentan alguna historia de ellos (y hay que están muy bien).

Otros: Hay otros personajes involucrados en el libro que tienen alguna escena en el mismo, desde Jesús (sí, ése) hasta Baco, pasando por la Diosa de la Muerte de los Celtas y llegando hasta una banda de cabalistas cazadores de monstruos. Son personajes con personalidades fuertes y trasfondos muy chulos que tienen su momento a lo largo de la novela y prometen nuevas apariciones en el futuro.

Opinión Personal: Hammered sigue ofreciendo lo mismo que me ha hecho animarme a seguir con la serie aunque sea en otro idioma: buena acción, personajes carismáticos y una trama sencilla pero bien llevada.

Dicho lo cual, me parece que éste es un pelín inferior al anterior, que ya era algo más flojo que el primero (o menos bueno). Y por qué digo eso? Básicamente porque la trama se ha simplificado demasiado: matar a Thor, dando muchas vueltas hasta llegar a ese punto y desperdiciando algunas escenas que seguro se reaprovecharán en futuros libros.

En general la sensación es la de estar ante un libro de transición, de esos que cambian el mundo del protagonista y le obligan a enfrentarse a cosas que ni tan siquiera sospechaba que existía, elementos de los que hemos ido viendo pistas pero de los que no sabemos apenas nada (el vampiro más viejo del mundo, Baco, los cabalistas, las advertencias de Jesús, la venida del fin del mundo…) elementos más que suficientes para estar babeando al pensar en lo que viene. Pero que no ha llegado aún.

Era necesaria ésta novela para encarar las siguientes de otra forma? Posiblemente sí, ha servido para conocer mejor a algunos secundarios, así como algo de información del mundo sobrenatural, pero por lo demás es una novela de aventuras al uso sin demasiadas complicaciones.

A ver, el libro me ha gustado mucho (o no le pondría un 8), pero da un poco de rabia ver el mundo tan chulo que hay y no aprovecharlo.

Si os van las novelas a lo Harry Dresden (thrillers sobrenaturales en nuestro mundo presente) seguro que os lo pasaréis bien con el Druida de Hierro. Eso sí, no esperéis tramas demasiado complejas, esto es un libro de consumo rápido de menos de 300 páginas, de esos que te divierten mientras duran pero no dejan demasiado poso.

Los siguientes libros de la saga tienen la oportunidad de dar un salto de calidad. Veremos si lo consiguen.

Valoración Personal: 8.
Valoración en Goodreads: 8,42
Publicar un comentario