lunes, 19 de marzo de 2012

Stargate SG1

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana...

Espera, que eso es de otra saga intergaláctica. Stargate es otra cosa (pese a la similitud en el nombre). Concretamente el comentario será sobre la buena, la de siempre: Stargate SG1.

Una serie que nace después de una película del montón, y que ni tan sólo cuenta con los mismos actores (pese a tener el mismo punto de partida y ser algunos personajes los mismos). Pero mejor, los actores de la serie son mejores que los de la peli.

Al empezar la serie veremos cómo el proyecto Stargate se reanudo un año mas tarde de lo que vimos en la película, iendo a recuperar al professor Daniel Jackson para seguir con la exploración de la galaxia.
Porque no sólo había un planeta en la galaxia al que poder viajar a través de la puerta estelar, hay una infinidad de planetas, todos con sus direcciones y casi todos poblados por seres humanos.

Nosotros seguiremos al mejor equipo del comando Stargate (unas instalaciones secretas y militares ubicadas debajo de una montaña en Utah), compuesto por el Coronel Oneall (hombre de acción), la teniente Samantha Carter (científica brillante y militar) y el ya nombrado Doctor Jackson (lingüista e historiador). Si a ellos les sumamos al alienígena Teal'c (todavía no sé escribirlo) tenemos ya montado al grupo que compondrá mas o menos de forma fija el equipo a lo largo de toda la serie.

El enemigo serán los Ghoauls (unos seres muy avanzados tecnológicamente y que se hace pasar por Dioses, esclavizando a todo aquél que encuentren), de los que hay gran cantidad y que suponen un peligro real para todos los humanos de la galaxia.

Pero no todo podían ser enemigos, también iremos viendo cómo se traban amistades, se encuentran tecnologías, se viaja en el tiempo... un buen montón de capítulos que dan para que el SG1 se meta en todo tipo de líos.

Porque los capítulos seguirán (salvo algunas excepeciones) la misma tónica: nueva dirección, problemas, resolver problemas. Siendo una serie de aventuras que usa el viaje estelar como mayor reclamo y como excusa para poner a los protagonistas en infinidad de situaciones.

Unos protagonistas que se convierten en el centro de la serie, que pasan a formar lo que le da mayor peso y sin los cuales la serie no es lo mismo (como se demuestra cuando van faltando por diversos motivos). La química que encuentran entre ellos y lo divertido que es verlos en acción son lo que hace que te tragues un capítulo tras y otro sin llegar a cansarte.

Eso es así durante las 8 primeras temporadas, punto en el que debieron haberlo dejado (tiene un final perfecto), pero que siguieron otras dos añadiendo un nuevo enemigo y nuevos personajes. Dos temporadas que pese a tener mejor factura técnica no tienen la química que tenían las otras y que quedan muy por debajo.

Es una de mis series favoritas, no en vano la he visto ya casi tres veces (las 8 primeras temporadas), y me parece de lo mejor que se ha hecho de ciencia ficción: un buen divertimento, con un buen guión y que va creciendo poco a poco a lo largo de los años, generando un background enorme que da para muchísimo y con el que enseguida empatizas (rencillas entre malos, nuevas razas, misterios que quedan en el aire...).

Os recomiendo a todos que la veáis, al menos si os interesa un poquitín la ciencia ficción: no es la mejor serie jamás creada (ni se le acerca) pero es de esas que te divierte y que tiene muy pocos capítulos flojos.

A continuación os dejo links a las reseñas que hice en su día de cada una de las temporadas:

Temporada 1
Temporada 2
Temporada 3
Temporada 4
Temporada 5
Temporada 6
Temporada 7
Temporada 8
Temporada 9
Temporada 10

PD: He hablado de los protagonistas, pero Stargate no sería nada sin sus grandes secundarios (como Hamond, de Texas o el gran Maestro Bratak).
Publicar un comentario